Opinión

¿Crisis de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos o western político español?

Publicado:

El Gobierno —y la izquierda política española— se han convertido en un sindiós. En una ciudad sin ley en la que casi todos disparan y cualquiera puede morir de un momento a otro. Acribillado en cualquier callejón. En cualquier tramitación legislativa o cualquier proceso electoral o interno. Es un Dead or alive diario que va a terminar con la salud de los que la padecen y la paciencia de los que lo contemplan. Los duelos y los decesos pueden terminar por ser tan cotidianos que dejarán de ser noticia, pero el caso es cadáveres, lo que se dice cadáveres, casi no hay. Tiroteos, todos los días.

Duelo por la sanidad

Sí, efectivamente, los componentes del Gobierno han convertido las tramitaciones de las leyes en refriegas que dejan mucho ruido y, de momento, pocas nueces. Pero qué nueces. Hace solo un par de días Unidas Podemos alertaba de la posibilidad de tumbar la ley Darias —por la ministra de Defensa, Carolina Darias—. La ley que está tramitando la ministra de Sanidad, Carolina Darias, no es ni mucho menos menor. Se trata de la Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión en el acceso a la sanidad pública. Una ley cuyo objetivo debería terminar con las privatizaciones de la sanidad pública que… el propio PSOE inició. Unidas Podemos, ya en noviembre del año pasado, advirtió puertas traseras. Zonas ciegas por las que la sanidad privada podría convertir en papel mojado una ley que pretende blindar la sanidad pública.

La ley estuvo cerca de caer este mismo jueves, lo que hubiera sido un varapalo considerable, pero, en el último minuto, los pistoleros han vuelto a enfundar sus armas. Como suele pasar, el duelo ha quedado más en una exhibición de cara a la galería que en un verdadero duelo mortal, ya que ambos contendientes, PSOE y UP, han acordado negociar las modificaciones necesarias durante la tramitación en el Congreso.

El PSOE, un pistolero letal

En este último desafío, como en la mayoría, a uno de los contendientes le tembló más el pulso que al otro: a Unidas Podemos —o deberíamos decir Podemos—. Y es que el PSOE ha votado contra todas las iniciativas parlamentarias de Unidas Podemos durante el presente año 2022 —sí, he escrito 'todas'—. Ni una concesión. El PSOE ha tiroteado el impuesto a las grandes fortunas, la creación de una empresa pública de energía, el Sáhara, una comisión de investigación de la pederastia de la Iglesia (creó otra dirigida por el Defensor del Pueblo), una propuesta sobre vivienda, otra sobre lenguas cooficiales o la Ley de Minas. Fríos. Calculadores. Infalibles. Billy el Niño no habría sido tan legal —el famoso pistolero y no el torturador al que PP y PSOE permitieron quedar impune—.

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra de España.
Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra de España.
El PSOE ha tiroteado el impuesto a las grandes fortunas, la creación de una empresa pública de energía, el Sáhara, una comisión de investigación de la pederastia de la Iglesia (creó otra dirigida por el Defensor del Pueblo), una propuesta sobre vivienda, otra sobre lenguas cooficiales o la Ley de Minas. Fríos. Calculadores. Infalibles.

Además, hay otras tramitaciones legislativas que están provocando agrios desencuentros públicos. La principal, los Presupuestos Generales del Estado de 2023, en los que el PSOE quiere introducir un aumento presupuestario en Defensa en cumplimiento del compromiso con la OTAN y Estados Unidos de aumentar el gasto militar y elevarlo hasta el 2 % del PIB —en términos oficiales, porque, en realidad, España ya gasta más de 20.000 millones de euros anuales, aunque parte de ese presupuesto computa en otros ministerios—. En mitad de una crisis brutal que está elevando los niveles de pobreza y desigualdad del país, Unidas Podemos ya se ha manifestado en contra. Veremos lo que le dura la entereza.

La ley de la Vivienda, la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana —Ley Mordaza— y la ley de Secretos Oficiales, además de la refriega por la Ley de Memoria Histórica también han provocado confrontaciones que, en algunos casos, todavía no se han resuelto. Así que, sí, nos esperan unos meses preelectorales calentitos.

Yolanda Díaz, la protagonista sin papel 

Cuando me he referido al duelo entre el PSOE y Unidas Podemos he sido inexacto, pues el duelo pareciera más bien entre PSOE y Podemos. Porque, si bien es cierto que el PSOE y miembros de Podemos han protagonizado refriegas públicas tan escandalosas como inocuas, ha sido una constante la ausencia generalizada de Yolanda Díaz en ellos. Una pistolera sin papel protagonista en este western político. El guionista se olvidó de ella o ella no se presentó al reparto, todavía no lo sabemos bien.

Tal es la situación que muchos discuten de qué lado estaría si participase de los tiroteos. Unos la creen inteligente y otros, interesada; unos la consideran traidora y otros no dudan de que se trata de un Caballo de Troya entrando en el Fort PSOE. En cualquier caso, aun cuando se tratase de una brillante estrategia que dejase a Sun Tzu por aprendiz, no deja de resultar esperpéntico y surrealista que alguien se pasee repartiendo ositos de gominola en mitad de tales refriegas. Aunque por ahora pareciera que la munición es de fogueo.

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra de España.
Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra de España.
O este western está mal dirigido o los pistoleros equivocan sus objetivos o de un momento a otro habrá un giro brutal en el guión que cambiará por completo la percepción de la película. ¿No será que solo quieren seguir siendo los protagonistas del western cuando dentro de un año repartan de nuevo los papeles?

Máxime cuando, de un momento a otro, parece que, desde Podemos, van a empezar a tirotearla a ella también. Si es que no han comenzado ya. De hecho, los únicos cadáveres que, hasta hoy, han aparecido en este horripilante filme para la izquierda han sido los de Izquierda Unida a manos de Podemos —Amanda Meyer y Enrique Santiago—. Lo que igual da una idea de la confrontación real y la ilusoria: la munición mortal y la de fogueo.

De confirmarse, si es que no está confirmado ya, sería uno de los duelos más absurdos de la historia y también de los más beneficiosos para el PSOE, que se sentaría en un rincón con los ositos de gominolas de Yolanda Díaz a contemplar el espectáculo y, sobre todo, a desear que el contendiente que le quede, si es que sobrevive alguno, salga lo más malherido posible. Y, todo ello, con los malos malísimos rodeando la ciudad y planeando el asalto. Ni el mejor guionista de Hollywood, oigan.

¿Y si todo fuera una película? 

En mitad de este terrorífico western político que puede acabar en tragedia apocalíptica, los líderes de Podemos retan al PSOE, mientras este dispara sin piedad contra ellos y Yolanda Díaz reparte corazones y fraternidad a diestro y siniestro, resulta imposible no preguntarse ¿y si todo o parte fuera una película? ¿Qué es real y qué no?

Al menos a mí, dudo qué pueda ser realidad y qué pueda ser ficción por dos cuestiones esenciales: no hay cadáveres —salvo los de Izquierda Unida— y a los contendientes les une la defensa conjunta de la ciudad ante la horda de la derecha y la ultraderecha. Quizá no tanto por los ciudadanos como por sus privilegiados dominios, pero, como mínimo, convendrán conmigo: o este western está mal dirigido o los pistoleros equivocan sus objetivos o de un momento a otro habrá un giro brutal en el guión que cambiará por completo la percepción de la película. Porque, piénselo, todavía no murió nadie del PSOE y, tras los duelos, todos comen juntos en la misma cantina. ¿No será que solo quieren seguir siendo los protagonistas del western cuando dentro de un año repartan de nuevo los papeles?

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7